¿Publicidad No Deseada? ¿Quieres dejar de recibirla?

1. Inscríbete en una Lista Robinson

Puedes restringir la publicidad no deseada inscribiendo tus datos de forma gratuita y voluntaria en un fichero de exclusión publicitaria. Actualmente sólo existe el fichero denominado Lista Robinson que está gestionado por la Asociación Española de Economía Digital (en adelante, ADIGITAL).

La Lista Robinson debe ser consultada por quienes vayan a realizar una campaña publicitaria para excluir de la misma a las personas inscritas. Sin embargo, pese a que te hayas inscrito en la Lista Robinson, los comerciantes pueden remitirte publicidad de sus productos o servicios si eres cliente o si les has dado tu consentimiento.

Al inscribirte en la Lista Robinson puedes elegir el medio o canal de comunicación a través del cual no deseas recibir publicidad (correo postal, llamadas telefónicas, correo electrónico u otro medio).

Por ejemplo, la inscripción de tus datos en la Lista Robinson puede ser una buena solución para evitar las llamadas telefónicas dirigidas a promocionar los productos o servicios de empresas a las que no has prestado tu consentimiento para que te hagan publicidad o de las que no eres cliente. Sólo tienes que registrar los números de teléfono en los que no deseas recibir ofertas comerciales.

Debes tener en cuenta que la inscripción en la Lista Robinson es eficaz a partir del tercer mes desde la fecha en que registres tus datos, por lo que es posible que en dicho plazo sigas recibiendo alguna comunicación comercial.

Si deseas inscribirte en la Lista Robinson puedes hacerlo a través de este enlace:

Enlace a la Lista Robinson: https://www.listarobinson.es/

Otras soluciones: https://www.aepd.es/areas/publicidad/index.html

Un saludo.
versiongalega.com – Equipo creativo vale por dos!

¿Dónde reclamo el acoso telefónico?

Si después de ejercer tus derechos o poner en práctica las sugerencias indicadas en los puntos anteriores continúas recibiendo publicidad no deseada, puedes presentar una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos.

Si optas por presentar una reclamación ante la Agencia es necesario que aportes determinada información que sólo tú estás en disposición de proporcionar y sin la cual no resulta posible que esta Agencia esclarezca las circunstancias en las que se realizó el envío de la publicidad no deseada.

Así, deberás aportar la siguiente documentación:

– Si recibes publicidad de una entidad de la que no eres ni has sido cliente y la has recibido transcurridos tres meses desde tu inscripción en la Lista Robinson, deberás aportar documentación acreditativa de la fecha en la que te inscribiste en la citada lista.

– Si en el momento de la contratación manifestaste a la entidad que no deseabas que tratara tus datos con fines publicitarios, deberás acompañar copia del contrato o de la documentación que acredite dicha negativa.

– Si ejerciste tu derecho de oposición o de supresión o retiraste tu consentimiento y sigues recibiendo publicidad después de un mes desde la recepción de tu solicitud por la entidad, debes aportar alguno de los siguientes documentos: la respuesta dada por el responsable del tratamiento a tu solicitud; o bien copia de la solicitud sellada por este; acuse de recibo o certificado del servicio postal o de mensajería que hayas utilizado, o cualquier otro documento o soporte que deje constancia de la recepción de tu solicitud por el destinatario. También debes acompañar esta documentación si solicitaste que se retiraran tus datos de las guías telefónicas y continuas figurando en las electrónicas al menos un mes después de la recepción de tu solicitud por el operador, o en la siguiente edición en caso de las guías editadas en forma de libro.

Cuando se trate de publicidad enviada por medios electrónicos y la fórmula ofrecida para oponerte hubiera consistido en el envío de un SMS o en la realización de una llamada telefónica, deberás incluir imágenes del terminal móvil en las que se muestre el mensaje de solicitud de baja enviado al remitente o la llamada realizada y la fecha y hora de su envío o realización y, en su caso, de la respuesta recibida.

– Si el procedimiento ofrecido para oponerte hubiera consistido en el envío de un mensaje electrónico, deberás incluir una copia impresa del mismo, así como copia de la documentación que acredite su recepción por el destinatario (por ejemplo, acuse de recibo o lectura), las cabeceras asociadas a ese mensaje y, en su caso, la copia de la respuesta facilitada por el destinatario de la petición (si esta respuesta se remite a través de correo electrónico, debes aportar, igualmente, las cabeceras).

Finalmente es necesario que aportes la publicidad recibida, teniendo en cuenta lo siguiente:

– Si se trata de publicidad postal debes incluir una copia del envío publicitario recibido que incluya la fecha en la que se ha remitido y, si no puede deducirse de su contenido, la información que permita conocer dicha fecha, la cual puede figurar en el sobre postal correspondiente.

– Si se trata de publicidad telefónica, deberás indicar, para cada llamada, el número de la línea receptora de la llamada, el nombre de la compañía con la que tenías contratado el servicio telefónico de la línea en el momento de su recepción y, si eres el abonado, documentación (factura, contrato) que acredite la titularidad de la línea. Debes identificar asimismo a la entidad promocionada, indicando claramente si eres o has sido cliente de la misma y especificando el número de la línea llamante así como la fecha y hora en que recibiste la llamada.

– Si se trata de publicidad remitida a través de SMS, debes indicar el número de la línea receptora de los mensajes, el nombre de la compañía con la que tenías contratado el servicio telefónico de la línea en el momento en que recibiste los SMS y, si eres el abonado, documentación (factura, contrato) que acredite la titularidad de la línea. También, debes acompañar imágenes del terminal móvil receptor de los mensajes, en las que se muestre, de todos los mensajes recibidos o de una muestra suficientemente representativa, el texto completo de cada mensaje y la fecha y hora de recepción y número de línea o nombre del emisor. Generalmente, esta información puede consultarse a través de la opción ver detalle del terminal.

– Si se trata de publicidad remitida a través del correo electrónico, debes aportar copia impresa del contenido completo del cuerpo de todos los mensajes recibidos o, si estos son muy numerosos, de una muestra suficientemente representativa, acompañando obligatoriamente sus cabeceras.

Puedes obtener aquí más información sobre cómo presentar una reclamación en la Agencia o si deseas puedes presentar una reclamación en la Sede Electrónica.

En los supuestos de acoso telefónico puedes acudir a los Órganos de Consumo de las distintas Administraciones Públicas y presentar una reclamación en materia de consumo. Conviene tener presente que realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia constituye una infracción en materia de consumo, salvo en las circunstancias y en la medida en que esté justificado legalmente para hacer cumplir una obligación contractual.

Este tipo de prácticas se consideran agresivas por acoso y son desleales con los consumidores.

Desde versiongalega te animamos a compartir esta publicación.

Un saludo.
versiongalega.com – Equipo creativo vale por dos!

Prevención de Blanqueo de Capitales y la LOPD

La Ley 10/2010, de 28 de abril, de Prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo (en adelante LPBC-FT) impone a los sujetos obligados por la misma una serie de obligaciones tendentes a la prevención del blanqueo de capitales que necesariamente supone el tratamiento de datos de carácter personal: deberes de diligencia debida, comunicación al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), etc….

La naturaleza de las obligaciones que impone la citada LPBC-FT y las especialidades exigidas por la misma implica la creación de ficheros específicos.

El artículo 32 de la LPBC-FT, bajo la rúbrica “Protección de datos de carácter personal”, es el más directamente relacionado con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, en la medida que establece lo siguiente:

El tratamiento de datos de carácter personal, así como los ficheros, automatizados o no, creados para el cumplimiento de las disposiciones de esta Ley se someterán a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 y su normativa de desarrollo.

Por su parte el artículo 2 de la LPBC-FT establece quienes son los sujetos obligados por dicha normativa.

Del contenido de ambos preceptos, y siguiendo el criterio adoptado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), os informamos que se deberá dar de alta un nuevo FICHERO que denominaremos “PREVENCION DEL BLANQUEO DE CAPITALES”, para aquellos sujetos que desarrollen cualquiera de las siguientes actividades:

– Las actividades de promoción inmobiliaria, agencia, comisión o intermediación en la compraventa de inmuebles.

– Las personas físicas o jurídicas que actúen en el ejercicio de su profesión como auditores, contables externos o asesores fiscales.

– Los notarios y los registradores de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles.

– Los abogados, procuradores u otros profesionales independientes cuando participen en la concepción, realización o asesoramiento de operaciones por cuenta de clientes relativas a la compraventa de bienes inmuebles o entidades comerciales, la gestión de fondos, valores u otros activos, la apertura o gestión de cuentas corrientes, cuentas de ahorros o cuentas de valores, la organización de las aportaciones necesarias para la creación, el funcionamiento o la gestión de empresas o la creación, el funcionamiento o la gestión de fideicomisos, o cuando actúen por cuenta de clientes en cualquier operación financiera o inmobiliaria.

– Las actividades relacionadas con el comercio de joyas, piedras y metales preciosos.

– Las actividades relacionadas con el comercio de objetos de arte y antigüedades.

– Las actividades de inversión filatélica y numismática.

– Las actividades de transporte profesional de fondos o medios de pago.

– Las actividades de giro o transferencia internacional realizadas por los servicios postales.

– Fundaciones y Asociaciones. Todas sin excepción sean o no de titularidad pública.

Con la premisa de que facturen más de 2 millones al año y más de 9 empleados.

En resumen, desde el punto de vista de la protección de datos de carácter personal, la normativa del blanqueo de capitales nos obliga, según el artículo 32 de la misma se debe crear un nuevo fichero para las finalidades establecidas en la normativa de blanqueo de capitales e inscribirlo en la AEPD.

La inclusión de los datos de carácter personal de los afectados estará exento tanto de la obligación de información como del consentimiento exigido en la LOPD en cumplimiento de la propia Ley, así como tampoco se prestará el consentimiento para la cesión de dichos datos a la autoridad competente en materia de lucha contra el blanqueo de capitales o financiación del terrorismo.

No serán de aplicación a los ficheros y tratamientos las normas contenidas en la LOPD referidas al ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. En caso de ejercicio de los citados derechos por el interesado, los sujetos obligados se limitarán a ponerle de manifiesto lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley.

El fichero o ficheros creados por las empresas obligadas a ello deberán cumplir con las MEDIDAS DE SEGURIDAD DE NIVEL ALTO previstas en la normativa de protección de datos de carácter personal.

La existencia de este fichero “Prevención del blanqueo de capitales” implica, pues, la adopción de medidas de seguridad de nivel ALTO y por consiguiente un nuevo argumento técnico-jurídico que avala la obligatoriedad de la auditorías establecidas en los Art. 96 y 110 del Real Decreto 1720/2007 sobre protección de datos de caracter personal.

versiongalega.com
Estudio creativo vale por 2: )

Ojo con tus datos

Como bien debes saber la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal o LOPD es una materia que tomó importancia en los últimos años, convirtiéndose en una obligación a cumplir por empresas y autónomos si no quieren estar expuestas a duras sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos. Con adaptacionalalopd.es puedes adaptar tu empresa a Protección de Datos en tan sólo 48 horas.