¿Qué es el Dropshipping?

Este nuevo y revolucionario modelo de negocio ofrece la posibilidad de convertirte de manera sencilla en minorista sin la necesidad de contar con un almacén o tienda física donde tener productos en stock para ofrecer a tus clientes. De esta manera, si queréis iniciar un negocio online, esta fórmula te lo pondrá todo mucho más fácil.
Pero éste sistema no sólo es recomendable para minoristas, también lo es para fabricantes o mayoristas que quieran dar un empuje a su negocio dejando centrándose en su tarea principal de producir y dar salida a sus productos.
¿Cómo funciona?
Es un modelo muy simple y fácil de entender. Se compone por la intervención de 3 figuras: los consumidores, los dropshippers (mayoristas o distribuidores) y el minorista.

El consumidor realiza una compra en la tienda online del minorista, el cual se encarga de transferir esa compra al dropshipper y el último se encarga directamente de hacerle la entrega al consumidor final.

Hoy en día podrás encontrar muchos dropshippers que añadirán tu etiqueta a los embalajes para que los consumidores no sepan de dónde proviene realmente el producto. Un punto favor para crear una imagen de marca en los clientes.

 

¿Cómo abrir un negocio dropshipping?
Con unos sencillos pasos conseguiremos contar con una tienda online funcionando con este sistema:

 

  • Registra tu empresa y haz todos los trámites legales para poder operar como empresa.
  • Abrir una tienda en Internet. Ponerse en contacto con empresas que facilitan la creación de plataformas de venta online, que además ya ponen a vuestra disposición una serie de dropshippers asociados.
  • Un vez encontrado el/los dropshippers, ellos mismos te facilitarán las fotografías y descripciones de los productos que quieras vender así como un método para poder realizar los pedidos que sean necesarios.
  • Céntrate en posicionar tu página y realizar marketing online para captar clientes y hacer que la rueda empiece a girar.

 

¿Qué ventajas tiene este modelo?
Inversión: el desembolso inicial se verá muy reducido ya que no tendrás que comprar antes de vender (y sin asumir el riesgo de tener stock poco rotacional que se vaya depreciando con el tiempo).

Minimización de riesgos: trabajarás sobre pedido con lo cual el cliente realizará el pedido a través de tu tienda Dropshipping, efectuará el pago, y luego enviarás el pedido al mayorista asociado. De esta manera las compras se financian automáticamente sin asumir ningún riesgo obteniendo un ciclo de flujo de caja positivo.

Movilidad: serás libre de manejar tu negocio desde donde quieras al no tener la necesidad de contar con un lugar físico para poder desarrollar tu negocio.

Reducción de esfuerzos: se suprime la necesidad de llevar el control de un inventario, el proceso de embalaje y empaquetado de los productos desaparece (puesto que ya se encarga el mayorista) , así como el control y gastos logísticos. Como consecuencia, podrás centrarte en tareas de marketing o atención al cliente que aporten mayor valor y diferenciación a tu negocio.

Ampliación de surtido: podrás probar nuevas líneas de producto fácilmente gracias a este sistema ya que podrás ir probando qué productos se venden mejor si necesidad de invertir un dinero en contar con esos productos para vender.

 

Los inconvenientes

Como siempre os informamos tanto de lo positivo como de lo negativo de nuestros noticias, así que ahora toca informaros de las partes un poco negativas de este sistema:

Este modelo tienes dos limitaciones:

 

  • El margen de beneficio que se obtiene es muy bajo puesto que los precios, aunque sean de venta al por mayor, son precios unitarios y que además incluirán implícitamente un coste de almacenaje y envío. No hay que olvidar que cuántas más unidades se compran, más descuento se obtiene en cualquier mayorista, así que al no poder comprar grandes cantidades, se pierde capacidad de negociación y por lo tanto de mejores precios.
  • Si el dropshipper realiza una entrega errónea o con material en malas condiciones, la mala impresión del cliente recaerá directamente sobre tu empresa y si cuentas con presencia en redes sociales, la mancha de aceite se puede expandir. Siempre que empieces una relación comercial con un proveedor nuevo, comprueba por ti mismo la calidad de sus envíos comprando algo para ti.

 

Para empezar en este mundo, este sistema de negocio es una herramienta fácil y rentable, aunque no se obtengan grandes beneficios desde el primer momento. Pero además, esta herramienta también puede ser utilizada para ofrecer un nuevo tipo de envío si y cuentas con una tienda en la red.